El móvil no nos deja tiempo para reflexionar

Estar conectad@s permanentemente o de manera asidua al móvil no nos permite reflexionar, imaginar, interiorizar o integrar, muy importante para nuestro desarrollo mental y emocional.

Mientras estamos mirando la pantalla, nos estamos quitando un valioso tiempo para jugar con nuestra imaginación por ejemplo cuando tenemos un problema, y necesitamos imaginar posibles soluciones.

O cuando hemos vivido una situación emocional impactante o emocionante para nosotr@s, por ejemplo si nos peleamos con un amigo, dejar el móvil a un lado nos permite sentir nuestras emociones y elaborarlas para crecer con ellas.

O simplemente cuando necesitamos tomar decisiones, el estar a solas, sin móvil, con un@ mism@ nos ayuda a encontrar las respuestas dentro de nosotr@s.

Estar conectad@s permanentemente nos adormece de la vida, nos evita sentir y, lo más importante, nos desconecta de nosotr@s mism@s.

Moderar las horas que pasamos con el móvil, usarlo para cosas indispensables, darnos espacio y tiempo para estar a solas... Son propuestas para volver a conectarte contigo. 

Seguro que merece la pena. 

Sandra Gamero