Las 3 palabras mágicas en la pareja

Bert Hellinger dice que hay tres palabras que a modo de contraseñas abren las puertas del bienestar en la pareja:

La primera es SÍ. "Sí tal como eres" porque te he elegido y camino a tu lado y te quiero.

Imaginaros que vuestra pareja os dice SÍ. ¿Qué nos hace sentir? Alegría y gran expansión.

Imaginaros que os dice NO, no, no, no deberías de ser así, sino otra persona. ¿Qué sentimos? Contracción, tristeza.

Honramos a la persona que amamos dejándola ser tal y como es.

La otra palabra maravillosa es GRACIAS. Si queréis que os vaya bien en la pareja, siempre que améis la persona y valga la pena, es importante saber recibir con gratitud, recibir al otro con una sonrisa contenta y grata: GRACIAS.

Cuando das algo al otro y el otro sabe recibir y sonríe agradecido, nuestra capacidad de dar se aumenta mucho; en cambio cuando das algo y el otro no lo recibe y piensa que tendría que ser otra cosa o de otra manera, ¿cual es el efecto? Que uno se cierra y aún disminuye su capacidad de dar.

Hay un perfil de personas, que tienen un rol de insatisfacción en la vida, que exigen y reclaman intensamente en la pareja y al mismo tiempo necesitan confirmar su rol de insatisfacción por lo que no pueden tomar lo que se les ofrece aunque lo reclamen con vehemencia.

La pareja se vuelve loco o loca, porque le reclaman y su pareja no puede tomar y por lo tanto no puede satisfacerse, porque si tomara se satisficiera y si se satisficiera entonces ya no podría perseverar en este guión de insatisfacción.

Mirar con amor, decir sí, decir gracias, son cosas muy sencillas pero facilitan mucho.

La otra cosa que dice Hellinger es: POR FAVOR ¿Si decimos por favor, cómo se siente esto en el cuerpo?

Se siente como una apertura a una fragilidad, es como si ponemos un poquito de nuestro corazón en manos del otro y confiamos que el otro no nos dañará.

Joan Garriga