La primera sesión

La primera sesión

En la primera visita lo primero que hago es preguntarte cuál es el motivo de consulta, es decir, qué te trae a la sesión y cómo te sientes al respecto. De esta manera clarificamos entre los dos los objetivos que tienes para venir a consulta.

Después te hago una serie de preguntas para saber quién eres, con quién vives, cómo te sientes en tu día a día, cómo es tu familia... para así hacerme una idea del contexto de tu vida.

En esta primera sesión me gustaría que te sintieras cómod@ y por ello te facilito la confianza necesaria para que puedas expresarte libremente, sin juicios, para que podamos trazar qué camino es el adecuado para ti.

Por último, yo también te explico cómo trabajo en terapia individual: qué es la terapia gestalt, qué enfoque le doy, los horarios, el precio, la frecuencia de las sesiones, lo importante de la terapia, el vínculo que establecemos entre los dos...

También a veces surgen dudas y preguntas que te contestaré con gusto. Una de las preguntas comunes que me suelen hacer es la duración de la terapia.

Y suelo contestar que eso depende de los objetivos que tengas a la hora de comenzar el proceso terapéutico. También depende del compromiso que tengas contigo mismo y con la terapia en sí, cuánto estás dispuest@ a mejorar. Y obviamente también depende de la profundidad y de la complejidad del asunto al que necesitas dar luz.

Hay casos en los que la persona nota un cambio importante a los 3 meses (dando por hecho que la persona pone todo de su parte, que existe un compromiso activo de mejorar y viniendo a terapia de manera regular). Y hay otros que necesitan más tiempo. 

En cualquier caso, en esta primera visita acordamos la frecuencia que necesitas o que puedes asumir en este momento y los objetivos que necesitas abordar.

Si quieres saber más sobre la terapia individual para adultos, te dejo en el siguiente enlace más información.

Solicito mi primera visita